UNA GANADERÍA FAMILIAR POCO CONVENCIONAL
Hay algo que nos diferencia de los elaboradores masivos de cerdo ibérico: aunamos la pasión por obtener jamón y embutido 100% ibérico ecológico y la conservacion de nuestro entorno y raíces. Controlando con mimo cada uno de los pasos, conseguimos los auténticos y casi olvidados sabores de antaño. Sin sustancias añadidas, sin prisas: sólo paciencia, naturaleza y saber hacer.
Esperamos que disfrutéis de nuestra humilde visión del ibérico ecológico…

Ganadería sostenible, futuro sostenible

Nuestros padres y abuelos nos enseñaron la tradición y el cariño hacia las tierras que hemos trabajado durante generaciones, y esto supuso nuestro punto de partida: ante todo, lo primero que debemos cuidar y respetar es nuestra propia dehesa como siempre hemos hecho.
Y las nuevas tecnologías hicieron el resto: reforestando terrenos baldíos, evitando el despilfarro de agua y alimentos, introduciendo nuevas técnicas de cultivo y manejo del terreno, apostando por las razas y variedades tradicionales, aprovechando al máximo las posibilidades de nuestra tierra sin excedernos, manteniendo sus propios ritmos.
Creemos que ésta es la clave. Cada día vemos retornar especies de plantas o animales silvestres que se creían perdidas, vemos recuperarse al bosque mediterráneo, y vemos a nuestro ganado crecer.
Con la antigua sabiduría y las posibilidades de las nuevas tecnologías, hacemos que esos conceptos enfrentados de economía y naturaleza convivan y prosperen

Sin químicos

No se emplean anabolizantes, hormonas, aditivos ni antibióticos para forzar el crecimiento

Pastoreo sostenible

Los animales rotan por las diferentes áreas de la finca para evitar su sobreexplotación

Respeto al ganado

Criamos únicamente nuestro propio ganado, no forzamos partos anuales extra, ni realizamos técnicas abusivas. Controlamos el bienestar animal desde el principio

Libres y sin prisas

La crianza sigue el ciclo natural del cerdo ibérico: vida en libertad permaneciendo en la finca hasta el triple de tiempo que el ganado convencional

Sólo alimentos naturales

No sólo bellotas en otoño. Durante todo el año disponemos de otras fuentes de alimento 100% naturales producidas en la finca: pastos, legumbres, almendras, ciruelas, acebuchinas...

Producción limitada

No queremos sobreexplotar nuestra finca, por eso sólo permitimos una producción de 150 animales al año. Así que nuestros productos son realmente exclusivos.

Máxima biodiversidad

Ayudamos a mantenerla realizando planes de forestación, manejos ecológicos del pasto, cultivos tradicionales, manteniendo espacios sin intervención humana, habitáculos artificiales para la fauna...

Montanera ecológica

Toda la alimentación es 100% ecológica. Eso incluye la época de montanera y sus preciadas bellotas

la dehesa de montaña

Una dehesa atípica: No sólo encina e hierba. Bosque mediterráneo, de rivera, dehesas o pastizales están representados en la finca
…Y de montaña: El ganado sube a diario grandes desniveles y se desarrolla mejor físicamente: así se consiguen productos más trabajados, con sabores realmente intensos y mineralizados
Nuestra familia cuida de la finca ecológica «La Umbría» desde 1995, dedicándonos por entero a mejorarla desde entonces, criando en ella un ganado incomparable con el resto. Situada en el punto más alto de la provincia de Sevilla, la Sierra Sur de Sevilla, cercana a la Serranía de Ronda y de Grazalema, es un lugar privilegiado: prados de hierba fresca, dehesas con encinas y quejigos centenarios y zonas de monte mediterráneo conforman el espacio donde nuestro ganado nace y crece en armonía con su propia naturaleza.
Desde el año 2017 nos dedicamos tanto a la crianza del cerdo ibérico ecológico como a la transformación y distribucion de nuestros propios productos, teniendo siempre en mente que nuestra tarea es el cuidado de toda la finca y no solo del ganado que la habita: ¿Por qué «dehesa de montaña«? A diferencia de las clásicas zonas de producción en España, nos localizamos a casi 1000m de altura en paisajes montañosos de suelos calizos, donde encontramos una gran variedad de vegetación ya sea en zonas umbrías, en zonas de sol o en la profundidad de los arroyos. Esta diversidad y la fortaleza del ganado adaptado a nuestros terrenos tendrán un efecto conjunto: la intensidad de los sabores de luego formarán parte de nuestros productos, haciéndolos realmente únicos.

la raza: 100% ibérico

Recorriendo nuestra finca cada día desde los arroyos más bajas hasta la cumbre de los cerros, los animales seleccionados aprovechan los recursos que van encontrando libremente en su camino. Por eso nuestros animales son de raza ibérico puro, fuertes y ágiles, con gran capacidad de subir por toda clase de terrenos e introducirse por zonas de vegetación densa que componen la dehesa de montaña, más abrupta que las dehesas clásicas Todo el esfuerzo que realiza el ganado a diario se traduce en una mejor infiltración de las carnes y en la impregnación de los sabores de la sierra en las grasas. El cerdo 100% ibérico posee de por sí gran capacidad de infiltración de grasas cardiosaludables; criados en la Umbría, dichas grasas atrapan los aromas de todos los alimentos disponibles para ellos: las hierbas aromáticas como el tomillo y romero, el intenso sabor mineral del pasto fresco, y por supuesto, el inconfundible sabor que confieren las bellotas.

Mi Cuenta